lunes, marzo 30, 2015

Muerte Decidida

Un suspiro de último aliento,
necesidad de huir y desaparecer,
necesidad de vivir de nuevo ... 
pero incapaz de alzar el vuelo.
Roto, pisoteado y dolorido,
incapaz de olvidar el daño,
de llorar porque no quedan ya lagrimas,
incapaz de experimentar sentimiento.
Aún algún latido de esperanza,
duele en el alma como cuchillo clavado,
miedo de sufrir de nuevo,
miedo de volar de nuevo ...
Quizás todo ya acabo,
quizás es mejor llegado el final,
quizás mejor la cárcel eterna,
mejor la muerte en vida ... 
mejor que el riesgo al dolor.
Si algún día volviera a latir ...
de otra vida trataría.