sábado, enero 30, 2010

Amistades de todos los colores


Hoy estoy enfadada, muy enfadada y decepcionada, y es que acabas por darte cuenta que la mayoría de las personas no valoran la amistad, bueno … cuando les interesa sí, o cuando buscan algún beneficio … y es que a veces pienso que en muchas ocasiones he acabado por acercarme a las personas más despreciables que puedan existir, que no he sabido escoger a muchos de mis amigos bien … Pero supongo que eso ocurre siempre, unirte a gente que crees que son tus amigos, involucrarte con ello porque crees que merece la pena, perdonar e incluso pasar de hechos que no consideras correctos, simplemente por no ser problemática o por evitar mosqueos o enfados innecesarios que no sirven de mucho.


Igual de orgullo que siento por la amistad que tengo con muchos de mis amigos, también me siento defraudada con la amistad de otros. No puedo decir que estos sean muchos (por suerte), y que ha día de hoy, después de saber de lo que son capaces, pueda echarles de menos o sentirme triste, pero es verdad que no deja de molestarte que existan personas así, unos porque se dejan ser manipulados y separados de su gente, y otros por ser simplemente interesados.


Además estoy molesta sobre todo conmigo, por no haber cortado definitivamente aquella vez, por haber dado más oportunidades, y por no decir las cosas como las he llegado a pensar, por no tener la misma cara dura que muchos, y por no mandar a la mierda a algunos en el debido momento.


Bueno, que ya me he desahogado … el jueves que viene volveré a los monólogos a pasarlo divinamente con amigos de verdad.


lunes, enero 25, 2010

¿Un poquito de agua?

El otro día me fui a ver el partido de fútbol de la Copa del Rey con padre y mi hermano a un bar cerca de casa. No es un bar típico donde se reunen los futboleros a fumar, pegar gritos e insultar a los jugadores, al entrenador o tipicamente al arbitro, sino que es un pub muy joven y moderno, y sobre todo tranquilo, con sofás, billares ... la música no me gustaba pero ... tampoco ibamos a ponernos exigentes.

El caso es que sentado en el sofá de al lado, había una pareja sentada, creí que viendo el fútbol ... pero no ... él veía el fútbol, ella no, ella solo hablaba hablaba y hablaba, y miraba su móvil, y le enseñaba fotos al pobre chico que unicamente quería ver el partido. Ella hablaba y hablaba, y él hacía como que escuchaba, alguna que otra vez al pobre se le iban los ojos detrás de la televisión, pero ella seguía y seguía. A mi me tenía de los nervios, tanto charlar ... y eso que a mi me gusta hablar ... pero es que no paraba, y además, me daba tanta pena el pobre chico ... tenía una cara de agobio ...

Cuando el partido llegó a su descanso, después de 45 largos minutos se marcharon, ni siquiera terminaron de ver el partido, aunque no me extraña, con una charlatana como ella cerca ...

martes, enero 12, 2010

¿El intermitente sirve para algo?

Es cierto que he estado un poco desaparecida, o incluso bastante, pero os prometo que a partir de ahora estaré más activa en el blog. La verdad es que no tengo excusa, casi ha sido más por flojera, porque incluso he estado algunos días de vacaciones, pero tampoco se me ocurrían cosas para escribir. Vagancia 100%.

Bueno, para manteneros informaros, he de deciros que al final me he quedado con los dos trabajos. El que estaba dispuesta a abandonar, me han permitido trabajar por las tardes. Una gran paliza, está claro, porque además está a una hora en coche un trabajo del otro, pero bueno, son solo 3 días y me sirve para el currículum y todas esas cosas. Hasta que mi cuerpo aguante.

Ah! Sí que hay algo que me ha impedido escribir … me han colocado aparatos en los dientes, y estoy muy deprimida. No puedo comer!! No puedo disfrutar de la comida!! Estas navidades han sido una tortura, veía como pasaban ante mis ojos delicias que yo no podía ni probar, y ni se te ocurra de preguntar por qué no esperé a pasar las fiestas!! Para colmo mis amigos deciden hacer una barbacoa en la playa dos días después de fin de año … que triste todo … y voy a estar 3 años!!

Y no quiero terminar el post sin antes decir y denunciar una cosa … Odio aquellas personas que nunca usan el intermitente nunca cuando conducen!! Y si tú eres una de ellas … ponlo!! Mi pueblo se caracteriza principalmente por estar repleto de rotondas, a veces, ni siquiera te da tiempo a meter tercera cuando ya tienes otra encima … imaginaros que agradable …