martes, febrero 16, 2010

Ni siquiera yo llego a entenderme

No me entiendo a mi misma, la verdad es que estoy pasando por momentos un poco turbios. Me estoy dando cuenta día tras día que me hago mayor, que voy adquiriendo responsabilidades de adulto, y muchas de ellas y sus ventajas me gustan, pero a veces, otras me da nostalgia e incluso miedo. A veces estoy convencida de dar ciertos pasos que para mi forma de ver la vida, no tienen vuelta atrás a no ser que sea por causa mayor, y en otras ocasiones ... estoy segura de que acabaré por arrepentirme.

Me considero una persona con las ideas bastante claras, con convicciones fijas y bastante independiente, me cuesta tomar decisiones ... pero al final las tomo a tiempo, y sobre todo no suelo arrepentirme nunca. Pero últimamente creo que no estoy haciendo con mi vida todo lo que debería, que hay muchas cosas que no hago o estoy dejando de hacer y no sé porqué ... y esto en ocasiones parece que me crea angustia y malestar.

No puedo quejarme de mi vida, al menos hasta el mismo momento en el que me encuentro, sin embargo ... anelo ciertos momentos, situaciones o cosas ... Es una situación dificil incluso para explicar con palabras escritas ... y aunque suene mal ... estoy empezando a cansarme de ver siempre las mismas caras ...

Creo que este finde semana me iré sola al cine, y después ... ya veré ... si alguien se apunta bienvenid@ será.


martes, febrero 09, 2010

Ser libre y nada más

Desearía poder actuar por instinto … actuar sin pensar, sin tener que examinar antes cada una de las posibilidades que existen … sin ver los contras, los pros, los nada ... ser libre para decidir, sin ataduras o consejos ... no quiero mensajes de corrección o del bien supremo … deseo vivir sin tener que cabilar ante el inminente arrepentimiento, ante el error, ante la equivocación ... dudar dudar dudar ... y casi me vuelvo loca ... quiero claridad, me gusta el transparente ... deseo ver las cosas tal cual, sin connotaciones … ser libre y nada más ...

miércoles, febrero 03, 2010

Nuevo libro para momentos tristes

Estoy pasando días realmente malos, no es mi mejor momento en el tema más personal, y es la primera vez que noto que no tengo ganas de escribir sobre ello, ni siquiera de forma indirecta. Sé que existen muchas cosas peores que pueden ocurrirte, pero a mí se me han juntado varias cosas “regular” y han hecho una grande.

Pero hay que ver lo positivo en cada una de las realidades, y en esta … aunque no es difícil buscárselo … sí es bastante difícil encontrárselo … pero buscando y buscando he tomado la decisión que tanto tiempo llevaba barajando y no acababa por decidirme, me independizo definitivamente, me alquilaré un pisito para mi sola. Aún me quedan por ver algunos … en concreto dos, aunque ya uno que he visto me encanta, pero tendré que darle la opción de la duda a los otros dos. Ya os iré contando sobre este cambio en mi vida, que espero sea inminente.

Y ahora, algo que no viene a cuento. Una de estas noches pasadas me costaba dormir bastante, y decidí ponerme la radio, que por si no lo sabéis … hay bastantes programas de cotilleos personales y desconocidos, gente anónima que tiene historias tan extravagantes como para escribir un libro … y Telecinco sin conocerlos ¡! Bueno, el caso es que oí a una señora que hablaba sobre el libro “el guardián entre el centeno”, y aunque parece que no le había satisfecho 100% por lo que decía, su argumentó hizo que se me encendiera el gusanillo en mi estómago. Mañana iré a comprarlo, junto a algunos más. Si alguien sabe de él … aún está a tiempo de avisarme.