viernes, julio 10, 2009

Terror a Medianoche

Hace algunas noches, estando ya en casita, ocurrió algo un poco fuera de lo normal. Cuando ya todos se fueron a la cama, como he de costumbre para mi decidí quedarme un rato en el salón viendo la televisión en plan tranquilo, sin tener que estar pendiente de gente, de que no quieran ver lo que tú sí quieres ver ...
Antes de sentarme con tranquilidad en el sofá sin tener que levantarme para nada, ¿habeis visto que flojera? ... es que estoy de vacaciones, pero eso es otra historia que ya os contaré. El caso viene a que decidí ir a la cocina para cogerme mi botellita de agua, lo cual fue en cuestión de segundos, y cuando volví la televisión que estaba encendida cuando me había marchado ... estaba apagada.
1º momento de nerviosismo ... no pasa nada, se habrá apagado por diversos motivos, casualidad, o el dvd que estaba viendo se terminó y el mecanismo de ahorro de la televisión pues provocó que se apagara sola, que ni siquiera sé si eso existe ... no pasa nada ... enciendo de nuevo ... cojo el mango de la puerta, giro a la vez que empujo y ... la cierro.
Me dispongo a cambiar el dvd, sacó el disco del aparato, lo guardo en su funda y me acerco a la estantería donde están todos los demás dvd, busco el que me interesa, lo cojo ... y de pronto ... la puerta del salón se abre ... sola ... espero a que entre alguien ... pero no entra persona alguna ... ¿ entonces ? ¿ esto que cojones es ?
Ya me estoy poniendo nerviosa, salgo del salón, inspecciono por el baño, la cochera, la cocina ... nadie, ¿ entonces ? y os juro que ya no era solo nerviosismo, era miedo, porque sí, porque soy una cagona para estas cosas. Subo las escaleras y busco a mi familia, todo el mundo en sus camas ¿entonces?
Imaginaros la noche ... de momento nada de tranquilidad, directa arriba a la cama, tardé un siglo en poder quedarme dormida.
Finalmente resulto que el gracioso de mi hermano había decidido gastarme una especie de broma. Yo ya había pensado en esa posibilidad, pero el hecho de que pasará todo tan deprisa ... ¿le dió tiempo de subir sin que me diera cuenta ? al parecer sí, y me alegro de ello, no me gusta esa posibilidad de tener compañía invisible ...
Sé que es una tontería, porque acabo de leerla de nuevo y no da miedo ni nada, pero cuando pasan estas cosas, la cabeza empieza a darle vueltas a todo, y empiezas a acordarte de historias de miedo que te contaron hace mucho, y de películas de terror ... y al final acabas más acojonada que antes gracias a la sugestión de los cojones.


7 comentarios:

VALENTIN dijo...

mmmmm.... al menos a ti fue tu hermano.... (al menos yo, juro que he visto cosas ...)
Abrazos!!!!

Chasky dijo...

A mi estas cosas de fantasmas también me dan un cague tremendo. Menos mal que al final hubo una razón lógica a esos sucesos.

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

¡Bah! tu hermano, yo que ya te estaba imaginando al más puro estilo de Melinda Gordon, la de Entre Fantasmas, y resulta que lo único que quedo claro es que tu hermano es un graciosillo, ¡qué desilusión!

jejejeje



¡un abrazo! ^_^

Tawaki dijo...

Me pregunto de dónde vendrá esa capacidad de sugestión tan común a todos.

Un beso.

Ricardo Astrauskas dijo...

Jaja, pues estuviste de suerte que tu hermano no la hizo peor.

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

Para que actualices esto un poco, te animo con un premio que está esperandote en mi blog ^_^

M@r@ dijo...

La verdad que cuando yo salgo por la calle nada ni nadie me da miedo,y eso que te pueden pasar miles de cosas,pero es estar en casa y cualquier ruido o algo tambien me hace que pensar....Que le vamos a hacer...Somos miedosas¡¡¡
Un bs