martes, julio 08, 2008

Los enredos de mi destino

A menudo cuando las cosas salen un poco más regular de lo que deseamos, tendemos a pensar que tenemos mala suerte, que tenemos el peor día de nuestra vida, y que las cosas no pueden ir peor, y al final acabamos pensando que sí que pueden ir a peor.

Lo realmente cierto, es que todos acabamos pasando por días y temporadas así, días en los que el ánimo se viene tan abajo que encontrarlo nos cuesta la propia vida, incluso lo creemos perdido por completo. Son momentos en los que necesitamos de toda nuestra fuerza de voluntad para recuperarlo y hacerlo de nuevo resurgir.

Ayer tuve un día así, fue un día desastroso, deseando que acabara ese día, con la esperanza de que mañana (hoy) fuera mejor.

Una vez acabado el día, las cosas intentan verse con otra perspectiva, no percibir los hechos como malos u horribles, sino intentar ver los hechos como anécdotas que ocurren por una razón, variables que cambian el surco del camino de mi recorrido. Son hechos que en un principio creía horribles y desastrosos, pero que con el paso del tiempo quizás se conviertan en la variable que cambió mi camino para conseguir un objetivo deseado o perseguido.

Así y de esta forma, me quedo esperando la buena noticia.


12 comentarios:

Susy♥ dijo...

que feo que pases por rachas así
como tu dices a todos nos pasan
pero mucho ánimo ;D
y espero que hoy tengas un buen día :D

Sheila dijo...

yO SOY DE LA IDEA QUE LAS COSAS SIEMPRE ME PASAN POR ALGO YA SEAN BUENAS O MALAS...

sI PUES DE ESAS COSAS HORRIBLES SIEMPRE SACAMOS UNA LECCION...

VAMOS MUCHOS BESOS PARA TI OK

Artemisa dijo...

Hola!!

En mi blog te espera una sorpresa... allí te espero...

Besos

Pablo Mariosa dijo...

Antes que nada, te agradezco por haber visitado mi blog y dejar tus comentarios. Mi idea es subir un nuevo escrito cada sábado, así que dejo caer la invitación para contarte como una de las lectoras.
Con respecto a este escrito, creo que a uno le resulta fácil sentirse identificado. Es que es común que con una frecuencia que suele variar en cada persona, haya días en los cuales uno sienta que las cosas marchan mal. Y sí, después pasa lo peor y uno, al tomar distancia, puede ser más objetivo... Es parte de la vida.
Saludos desde Argentina,
Pablo

Sheila dijo...

veo que tu tambien estas en cambios no???

Thiago dijo...

.. y llegó?

Pero si que tienes razón, que cosas que nos parecen horribles asi de rpente, con un poquito de frialdad y de tiempo, las vemos de otra manera, jaja

Espero que estes bien. Bezos.

Tawaki dijo...

Las dificultades de la vida no son deseables, pero lo cierto es también nos hacen más fuertes.

A menudo, lo que parecía malo se convierte en nuestro aliado.

Espero que hoy tengas un mejor día.

Besos.
PD muy chula tu nueva imagen.

Crazy Mary dijo...

Pues si ,en la vida hay dias malos y días buenos, pero de todos ellos se puede sacr algo bueno.

Bonito blog, prometo seguir pasando.

Un abrazo

en las nubes dijo...

Fijate que yo ayer me puse melancoliké por unos recuerdos... pero todo pasa y gracias a esos bajones disfrutamos más los momentos buenos...es dicen :D

Gracias por visitar mi nube!!!

Bonito blog... pasearé por aqui amenudo

Pablo Mariosa dijo...

Sé que he estado por este blog. Pero dejo este breve comentario simplemente para que sepas que subí un nuevo escrito a mi blog y que me gustaría que seas una de las lectoras.
Saludos desde Argentina,
Pablo

Chasky dijo...

Tal y como nos has contado en tan pocas palabras es la vida, un camino incierto que se compone por pequeños sucesos, algunos buenos y otros malos y tan importantes unos como los otros.

Mar Marín dijo...

Hola isa! hacía mucho que no me pasaba. Y de nuevo, me vuelve a gustar mucho lo que escribes. Dentro de poco mi vida va a cambiar, porque me voy de erasmus, y no sé muy bien como afrontarlo... pero ya te contaré!
besetes