viernes, junio 12, 2009

El Infinito

La semana pasada cuando volvía al pueblo me decidí por romper la rutina de coger el coche desde lugar de origen hasta el lugar de destino. Decidí pasar por algunos de los pueblos que están de paso y así visitarlos, y ya de paso cambiaba la ruta.

Iba acompañada de mi perrita y también de un amigo que venía a pasar algunos días conmigo. Primer destino, aparcamos y comenzamos a andar. Visitamos las calles principales, la plaza del pueblo, el ayuntamiento, la catedral ... disfrutamos de la tarde. Cuando nos dirigimos a dar un paseo sin motivo alguno, simplemente la esperanza de encontrarnos con algo que a todos les pasa desapercibido, o bien la anécdota de la tarde, y cuando más creemos que no veríamos nada fuera de orbita ... pasó.

Tranquilamente paseamos sin tener en cuenta que ibamos por la carretera, charlando de disparates y temas incoherentes, paseando con mi perrita con su caminar divertido y presumido, cuando ... uff una mujer que venía cruzando una esquina, intentó subir a la acera, y se ve que en el trayecto de la subida del primer pie, el apoyo y la subida del segundo ... tropezo y cayó en picado hasta el suelo. No fue un golpe unico, una caida sin más ... la pobre mujer se arrastró por todo el suelo. Pobre ...

Después de abandonar el pueblo, de camino al destino final, decidimos derivar nuestro vehículo hacia otro pueblito que quedaba en el camino. Un pueblo muy pequeño, pero con un teatro romano ... vamos a verlo !! La carretera que llegaba hasta el pueblo era doble sentido, siempre que fueran motos.

Cuando vamos llegando a la entrada del pueblo nos cruzamos con una vía del tren, rudimentaria, una mínima señalización de STOP, sin ninguna barra para prohibir el paso o semáforo que avise de la llegada de un tren.

Realizo la parada STOP, y cuando me lanzo a soltar el embrague y acelerar poco a poco ... "este es el típico momento en el que a la gente se le suele parar el coche y no arranca" Miré a mi amigo, sentado al lado mia y ... SCROFT El coche se para, y mi reacción fue de película, me quito el cinturón , abro la puerta y le pido a mi amigo que coja el coche O_O Evidentemente, mi amigo me obligo a sacar el coche de allí a base de nervios, gritos y risas histéricas.

Cuando conseguí arrancar el coche, ponerlo en marcha, y estar a salvo, continuamos hasta el centro del pueblo, visitamos el teatro romano, que estaba cerrado y que solo vinos desde fuera, y de nuevo vuelta atrás.

Para volver a la carretera principal intenté por todo los modos de evitar pasar por la maldita vía, pero fue imposible, no había otro camino. Intenté por todos los medios que por favor fuera mi amigo quien conduciera, no accedió, creo que estaba pensando en la posibilidad de que nos diera un ataque a ambos, vivir experiencias al límite. Y no fue a menos ...

Cuando me dispongo a cruzar de nuevo la vía "no lleves el coche despacio, pasa deprisa y sin frenar" Eso lo interpreté como "no hagas el STOP, no metas primera" Claro en ese caso, para no tener que pisar el freno y meter primera, no divisé demasiado bien si venía algún tren ... Crucé ... "vení un tren O_O"
"Venga ya !! no mientas"
"Es verdad, viene un tren, para el coche"

Paré el coche, y segundos después ... Allí estaba el tren ...

Simplemente nos miramos, sin articular palabra ...


14 comentarios:

Ana dijo...

Uff... que paranóia,¿no?
La primera vez, creo que hubiera dejado el coche y de la segunda me puede dar un paro cardíaco!

Vaya paseíto mas desastroso te pegasta.

Besicos

VALENTIN dijo...

uffff, que susto...me alegro que estés bien.
Feiz fin de semana!!!

Patricia Cruzat Rojas dijo...

Parece que hay días EN que pasa de todo no???? y al final no pasa nada....son como avisos...no sé....pero fue un día en que NO TE ABURRISTES!!!!

bESOS Y CARIÑOS

pATY. dIFUSA

Abejitas dijo...

Qué susto madre mía, menos mal que solo fue eso.

Besitos de miel

Loren dijo...

Joder que sustoooo, ten cuidado muchacha¡¡¡¡

Angie dijo...

bueno es saberlo para no montarme contigo nunca en el coche, ajjaja.. qué mieooooo por diooooó!!! ya es casualidad que se parara las dos veces! a lo mejor la primera fue casual y la segunda provocada inconscientemente por los nervios, vete tu a saber...

Ea, la proxima vez que te vayas de turismo rural, no pases por ninguna vía por si acaso.. :P

Besos. Angie.

Mr Blueberry dijo...

Que mal rollo ¿no?...Me sé de una que no va a hacer más variaciones en su ruta habitual de viaje, para visitar pueblecitos ;)

Abrazotes

Isabel dijo...

jajaja desde luego no giro nunca más mi coche hacia ese pueblo :D
cada vez que veo el desvio hacia el pueblo ... me acuerdo de la anécdota. ahora me rio pero en su momento pasé un poco de pánico jejeje y mi acompñante más

un besito a todos

Thiago dijo...

jodeeeeeeeeeeeeer! son esas cosas que ponen los pelos de punta, cari, que miedo. Creo que es el miedo el que hace que se cale el coche en esas circunstancias, peor siempre debes mirar.

Lo que pasa es que cuando arrancaas si que tienes que pegar un acelerón, para no hacerlo timidamente y que se te cale... decisión pero precaución.

bueno, el caso es que estas bien, eso si, igual has perdido un amigo, jajaja

bezos

Mamarracho dijo...

Tremendo susto y ahora dejar la paranoia es difícil!!! que estés bien

SOMMER dijo...

Y tu amigo te sigue hablando?.....

Isabel dijo...

jejeje mi amigo me sigue hablando , aunque si que es verdad que cuando le digo de llevar el coche yo, me mira con cara rara ...

José Manuel dijo...

lo tuyo es todo un "Via-Crucis", jaja
besos

Urkatu dijo...

jajaja ya ves... y como es que se te cala el coche? eres novatilla? ais... que panico por dios!!!!